La primera planta termosolar en el mundo hibridada con biomasa

Agosto 17, 2017 - Noticia publicada en Renovables

  • Imagen de La primera planta termosolar en el mundo hibridada con biomasa

La termosolar Borges es un buen ejemplo de las muchas posibilidades que nos ofrece la hibridacion de las diversas tecnologias basadas en energias renovables.

La central termosolar Borges, situada en Lleida es la primera instalación híbrida del mundo que combina energía termosolar y biomasa. Esta central es de 22,5 megavatios y se espera que suministre energía eléctrica limpia a 27.000 hogares, evitando la emisión de CO2 equivalente a 24.500 toneladas.

Esta central es un claro ejemplo de que el progreso dentro del sector de las renovables es posible. Se puede avanzar combinando fuentes de energía renovable, en sus distintas formas, y a medio plazo es una alternativa viable al uso masivo de combustibles fósiles. Se trata de un gran paso en una sociedad cada día más energéticamente dependiente. 

A finales de marzo de 2011 Abantia y Comsa Emte, dos grupos empresariales españoles con amplia experiencia en el campo del desarrollo, construcción y explotación de infraestructuras de generación de energías renovables, iniciaron la construcción de la planta Termosolar Borges en el municipio de Les Borges Blanques (Lleida). Esta iniciativa se considera pionera a nivel mundial ya que, la mayoría de las plantas termosolares existentes hasta la fecha, utilizan gas natural durante la noche para completar la producción de electricidad continuada durante las 24 horas del día.

Para crear esta planta de generación de energía limpia se ha necesitado una inversión de 153 millones de euros, y un duro trabajo durante 20 meses. La fase de prueba terminó en noviembre del 2012. Esta fase consistía en la sincronización de la turbina y después de esto ha comenzado el suministro de energía eléctrica a la red. 

Tras este primer momento, la termosolar está ahora comenzando la curva de producción hasta alcanzar la máxima potencia, cuando llegará a una producción eléctirca anual de 98.000 megavatios hora. 

Este sistema de hibridación con biomasa permite el funcionamiento las 24 horas del día al conseguir un mayor aprovechamiento de la instalación, ya que la captación de rayos solares durante las horas diurnas, a través la tecnología de colectores cilíndrico parabólicos, permite calentar hasta 400ºC un aceite industrial que circula por un tubo situado a lo largo de cada uno de los colectores. Este aceite es conducido al generador de vapor de media y alta presión, el cual acciona la turbina de vapor produciendo energía eléctrica. El campo solar está formado por 2688 receptores parabólicos (dispositivos que se orientan según la trayectoria de desplazamiento del sol). Éstos tienen unas dimensiones de 5,5 metros de diámetro y 12 metros de longitud, y ocupan una superficie de 96 hectáreas. La producción de electricidad continuada durante las 24 horas del día se completa durante las horas nocturnas mediante la generación de vapor de agua en las calderas de combustión de biomasa instaladas a tal efecto, cuyo combustible principal serán residuos de biomasa forestal y agrícola, así como cultivos energéticos.

Tags: