Industria presenta ayudas a las explotaciones mineras que cesen su actividad

Septiembre 23, 2017 - Noticia publicada en Regulación

  • Imagen de Industria presenta ayudas a las explotaciones mineras que cesen su actividad

El Ministerio de Industria, Energia y Turismo ha presentado unas ayudas a la industria minera cuyo importe varia en funcion de la fecha en la que se comprometan a cerrar la explotacion.

El secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, ha presentado a la patronal y los sindicatos de carbón y a las eléctricas el primer borrador del plan del carbón 2013-2018, en el que se contemplan las subvenciones  previstas para las empresas que se decidan a cerrar sus explotaciones no competitivas en este periodo.

El sistema planteado en el borrador propone un plan de ayudas decreciente en función de la fecha de cierre, y pide a las explotaciones que se dividan en tres grupos, uno con empresas que prevean cerrar antes de 2015, otro que proyecte la fecha de cierre entre 2015 y 2018 y un último grupo que planee mantener abierto después de 2018.

Al primer grupo se les concederán ayudas para cubrir las bajas incentivadas, que serán “mayores en 2013 y decrecientes según el momento en que se produzca el cierre”. Además, se ofrecerán ayudas a aquellas empresas que contraten a los trabajadores de las minas que queden en situación de desempleo, así como subvenciones a la formación y medioambientales.

Para este grupo, las ayudas a la producción que estén recibiendo en la actualidad serán suprimidas en el momento en el que acuerden la fecha de cierre de la explotación, con fecha de cese de actividad. Estas empresas podrán incluir las existencias de carbón acumuladas en el programa de garantía de suministro de 2014, por el que las centrales térmicas están obligadas a quemar una cantidad concreta de carbón nacional.

Las empresas del segundo grupo deberán presentar una memoria económica que confirme que puede permanecer operativa “sin ayudas ni mercado asegurado” y que cuentan “con contratos de suministro con empresas eléctricas” hasta el momento de cierre.

Para estas empresas el borrador del plan del carbón 2013-2018 propone ayudas a la producción “decreciente hasta el cierre” y “bajas incentivadas mucho menos que el grupo anterior”, así como subvenciones para impulsar el empleo alternativo de sus empleados y “ayudas a la restauración menores que en el primer grupo”.

Para obtener las ayudas, las empresas de los dos grupos tendrán que firmar un acuerdo de cierre en firme, y perderán las ayudas en caso de incumplirlo. Para el segundo grupo, la contratación de nuevo personal supondrá también la pérdida de derechos.

Para terminar, las empresas del tercer grupo tendrán que devolver las ayudas a la producción que hayan percibido desde 2011, y se les exigirá contratos de suministro a largo plazo con las empresas eléctricas para garantizar su subsistencia.

La delimitación de las ayudas hasta 2018 se debe a que a partir de la fecha la UE no permitirá seguir ofreciendo ayudas a la industria minera española. Las empresas que continúen no recibirán, por lo tanto, subvenciones, pero Industria se compromete a estudiar medidas que potencien la competitividad de acuerdo con la memoria económica que presenten.

Tags: