Borja Prado presenta el documental "Azul y verde sobre negro" junto a Feijoo

Diciembre 13, 2017 - Noticia publicada en Endesa

  • Imagen de Borja Prado presenta el documental "Azul y verde sobre negro" junto a Feijoo

Ha sido el pasado 16 de septiembre cuando Alberto Nuñez Feijoo y Borja Prado Eulate han presentado en Santiago el documental sobre la transformación de As Pontes, "Azul y verde sobre negro".

El visionado ha contado con la presencia de diversas personalidades como el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, el rector de la Universidad de Santiago, Juan Casares, los conselleiros de Economía, Francisco Conde, y de Medio Ambiente, Agustín Hernández, el presidente de la Diputación de A Coruña, Diego Calvo, el director general de Endesa España y Portugal, José Bogas, el director general de Endesa Generación, Manuel Morán y el director general territorial del Noroeste, Miguel Temboury. El encuentro ha tenido lugar en el auditorio de la Fundación Empresa Universidad Gallega.

Una visión real

Se trata de una obra dirigida por el madrileño José Antonio Vallejo, directivo de la Asociación Española de Cine e Imagen Científica y codirector del Festival Internacional de Cine Científico y Ambiental de Doñana, que cuenta con otros 31 documentales sobre naturaleza y etnografía. Vallejo ha grabado más de 20 horas de recursos de las cuales ha seleccionado 30 minutos para desarrollar el documental. Se trata de un trabajo sin recursos artificiosos para filmar a los animales, siendo todas las imágenes interacciones naturales ya que el director prefirió “plasmar lo que mis ojos podían contemplar en directo”.

El documental muestra la transformación de un espacio de 2.065 hectáreas que ocupaba la mayor mina española de lignito, explotada por Endesa entre la década de los años 70 del pasado siglo y 2007, en un entorno de gran interés ambiental, con bosques, praderas, humedales y un lago. A pesar de que el lugar estaba muy alterado por la actividad minera, la compañía logró su rehabilitación y transformó la zona en un paraje de gran riqueza, colonizado espontáneamente por fauna salvaje. Todo ello fue fruto de un trabajo planificado con antelación, en el que las tareas de recuperación fueron consideradas una parte más del proceso productivo.

Tanto Feijóo como Prado han aprovechado esta ocasión para destacar el importante papel que tiene este documental en la sociedad, ya que es una demostración de que la minería sostenible y la responsabilidad social de las empresas no sólo son posibles, sino que ellas pueden obtenerse éxitos importantes.

Borja Prado ha afirmado que “Para Endesa la sostenibilidad es uno de nuestros principales ejes de actuación. Nuestra compañía lleva trabajando muchos años en la innovación y en el desarrollo de nuevas tecnologías que nos permitan dejar a nuestros hijos un mundo más sostenible”.

Larga rehabilitación

Ya en 1983, con la explotación en activo, fue cuando se planteó la rehabilitación ambiental, y esta antelación al trabajo ha permitido que se elija la mejor opción y se realicen las tareas mineras en esa dirección. La decisión de formar un lago estaba avalada por la experiencia de la minería alemana y por las características de la superficie a recuperar, configurada como un gran cuenco en una zona de alta pluviosidad, lo que hacía prácticamente inevitable su inundación.

La mina ocupaba junto a la escombrera una superficie de 2.065 hectáreas, y actualmente están divididas en 865 hectáreas para el lago, y 1.200 hectáreas de bosques y praderas. Este espacio cuenta con 600.000 árboles plantados, y con una colonización espontánea de 180 especies distintas de vertebrados: lobos, zorros, corzos, ciervos, jabalíes, nutrias, jinetas, comadrejas…

Endesa, tras algo más de cuatro años, culminó en mayo del 2012 su proyecto de conversión de los huecos mineros en un gran lago, momento que fue solemnizado con la presencia en As Pontes de los presidentes de la Xunta y de Endesa, Alberto Núñez Feijóo y Borja Prado Eulate, respectivamente. El lago acumula 547 hectómetros cúbicos de agua, su perímetro se acerca a los 18 kilómetros, con 5 kilómetros de longitud y hasta 2,2 de anchura. La profundidad máxima alcanza los 205 metros y cuenta con una playa en el borde más próximo al casco urbano de As Pontes. El desagüe del lago se realiza en el Eume a través del antiguo cauce de un río.

En la actualidad hay un 34% de pastizal, un 20% de matorral, un 40% de arbolado y un 6% de zonas húmedas.

Tags: borja prado